martes, marzo 10, 2009

¿LAS MUJERES QUE CAMBIARON MI VIDA?






Y bueno…creo que ya todos estamos un poco artos de ver y leer por todos lados sobre el DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER, que se realiza el 8 de marzo; yo soy mujer y no debería decir esto… porque… ya estoy escuchando a las feministas activistas que debería darme vergüenza al decir esto, ya que en nuestros país aún se lucha por una equidad de género en muchos ámbitos de la vida actual de la mujer…
Pero la verdad, es que por esta ocasión dejaré de lado lo que en muchas veces he escrito y seguiré escribiendo por lo largo de mi vida periodística y radiofónica; misma en la que he estado maquilando varios proyectos en relación a la mujer…faltaba más.
Y es que resulta muy preocupando que a pesar de hacer “tanto alboroto” como dijeran por ahí algunos machistas, es poco el avance que se tiene en muchas materias que apoyan a las mujeres, de todas las edades, raza, cultura, etc.
Hablar de las grandes mujeres a través de la historia, es muy válido y hasta necesario; pero en mi caso y para esta ocasión he decidido responder a una pregunta que me hicieron hace algunos años y de la que nunca pude responder, porque la pregunta original fue:
¿Qué mujer ha cambiado mi vida?
No, no hay una sino 4 para ser exactas.
Así que con todo mi amor, y en honor a ellas, que han sido inspiración y motivo de superación en mi vida, comparto con ustedes lo que son para mí: LAS MUJERES QUE HAN CAMBIADO MI VIDA.
Todas son importantes, sin embargo, la que por primera cuenta debo mencionar es sin duda a una mujer que no sólo fue la creadora de mi vida, sino de la que me enseño que la pasión y la inteligencia, es la mezcla perfecta, que el hombre siempre admirará de una mujer.
Mejor aún, es el motivo principal de atracción.
Mi madre, de nombre MARIA DE JESUS CONDE de Varona, nació de cuna muy humilde, curiosamente lo que sé de ella cuando joven me lo cuenta mi abuelita Bertha, su mamá y mi padre, porque cuando ella murió yo aún estaba muy chavita, tenía 12 años.
Pero no quiero hablar de drama, sino de lo contrario, de una aventura que mi madre construyó y me dejó como un gran legado.
Marichu como la llamaban de jovencita, estudió con mucho esfuerzos y sacrificios la carrera de secretariado, al recibirse muy joven y siendo siempre tan ambiciosa del conocimiento, decide estudiar la carrera de economía.
Y luego de historiadora…
Se dice fácil decirlo con tres líneas, pero sin embargo mi madre y su madre, vivieron solas muchas penalidades y escases; los antojitos que mi abuelita Bertha vendía por las noches no eran suficientes para cubrir sus necesidades, por lo que mi madre, siempre con las boletas llenas de 10 de calificación, pedía al gobierno una ayuda, misma que se le daba austeramente, así que mi madre siempre fue becada.
Aunque en verdad no era un gusanito de libros, porque su físico y su mirada siempre fueron distintos a esos estereotipos, ojos grandes y brillantes, con enormes pestañas que cubrían en sombra sus mejillas de piel blanca; labios carnosos y cuerpo de reloj de arena, siempre supo que le abrieron las puertas para explorar otros mundo como la actuación, la docencia, la administración…y no digo que para dedicarse a esto se necesita ser bonita…pero claro, mi madre sabía que lo era, pero más que eso, sabía que era inteligente y que lo bonito sólo ayuda a abrir la puerta, lo importante era entrar y permanecer ahí.
Los recuerdos más memorables que tengo de mi madre, son sin duda, aquellos en los que muy avanzada las noches, la veía preparando sus clases, mismas que daba para la prepa; disciplina era también un factor inolvidable, siempre la vi muy bien arreglada y cómoda con lo que se ponía, me proyectaba mucha seguridad.
Y de ella, recuerdo también la entrega hacia todo lo que realizaba, con empeño, amor…pasión.
Una mujer entregada, esa sería una definición exacta de mi madre…hoy, después de 20 años de su partida, aún la recuerdo tan vívida y apasionada por su labor de profesora, y tan entregada al amor que fueron siempre sus hijos y su pareja… su todo, mi padre.





mi mamá.




Estas dos mujeres que también han cambiado mi vida, no sólo me dieron parte de la suya que ya merecía descanso, sino que siendo tan distintas de carácter, son el reflejo de lo que seguramente será en un futuro.
Mis dos abuelitas, EVA Y BERTHA, madre mi padre y madre de mi mamá; actualmente, dos viejecitas de 75 y 84 años respectivamente…a ellas les he dedicado ya algunas columnas, puesto que les tengo una enorme gratitud y respeto, estas viejitas que ahora una casi no puede caminar y otra de plano ya con silla de ruedas, tras el avanzado efecto de la diabetes; en algún momento de sus avanzados años, tuvieron que revivir el pasado criando de nuevo a 4 niños.
Una con los valores de la sierra, el campo, la comida cacera tras el fogón, las tortillas de mano, los frijoles de olla, el saber hacer el quehacer…doña Eva cambio mi vida, no sólo porque me enseñó a poder sobrevivir haciendo las cosas por mí misma, sino que bajo su analfabetismo, me predicó con su ejemplo, haber trabajado en numerosos hoteles y restaurantes sin saber leer ni escribir, de alguna manera se las arreglaba para sacar a su hijo (mi padre) adelante.
Mi abuelita Bertha, quien es más de carácter dócil, de ella aprendí el valor de un DIOS, de un ser que está ahí, que ve, que escucha, pero que debes aprenderá hablarle; de ella supe de la honestidad, de el coraje de abandonar todo y seguir a su instinto…de ella, la buena memoria que nos platica de su vida de niña y la de sus padres…de la historia.
De ella, ahora las memorias de mi madre, de su pasado, de su ejemplo; de ella ahora la paz y tranquilidad que trasmite y que necesito de vez en cuando.
Y claro, sólo falta la que es mi compañera de batallas, la que sabe cómo soy, a la que no puedo esconder mi susceptibilidad ni coraje, a la que me trasmite alegría y corazón, a la que defendía de pequeña y ahora, ya toda una mujer…es el vivido retrato de mi madre la coqueta, la soñadora, la valiente y la que aunque lejos de mí a miles de kilómetros podemos sentir el alma de de cada una. Mi hermana ORIANNA.
Estas son, han sido y serán las mujeres que han cambiado y seguirán transformando mi vida en lo que soy y seré en el futuro…y a tu:
¿QUÉ MUJER HA CAMBIADO TU VIDA?
Te invito a que comparta en este mes tan especial para nosotras, un pequeño homenaje a esa mujer que ha cambiado tu vida.




la varonita, mi abue BERTHA mi hermana ORIANNA, mi abue EVA.


Manda tu respuesta a: lagazetanitro@hotmail.com
Las respuestas serán publicadas en el portal.

No hay comentarios.:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

ENTRADAS POPULARES

Etiquetas