domingo, junio 28, 2009

QUE DIFÍCIL ES…

Escribir sobre mi padre siempre me resulta muy difícil.
¿Cómo podría ser si lo conozco tan bien como él a mí?
Tal vez sea eso; hay muchas cosas que atesoro de él y como toda valiosa fortuna, es de incalculable valor en mi vida.
Mi padre es de esas personas que inexorable e imperdonablemente debe dejar por escrito sus memorias para las futuras generaciones de periodistas.
Pero lo que me resulta fascinante, es que por su vida, también han pasado anécdotas que antes de ser periodista, lo convirtieron en el hombre que es ahora.
Mi padre es un hombre que por fuera puede aparentar, obviamente por años en este oficio, mucha rudeza, pero ante las historias que me cuenta de su vida, es inevitable que suelte lágrimas, siempre claro, teniendo de antesala ese silencio reflexivo que le hace decir en silencio:
“Gracias dios mío, por darme la oportunidad de contarle esto a mi hija”
Hoy 29 de junio mi padre cumple otro año más de vida.
Seguramente como todo hombre se cuestiona sobre su apariencia, que si sus arruguitas,que si su piel, que si su pelo ya no brilla como antes, que si se cansa más rápido…sí, es inevitable preguntarte esto cada vez que te llega otro año, como inevitable es que llore cada vez que escribo de ti papá.
Sí papá, inevitable que el tiempo pase, como inevitablemente puedo ver las líneas del tiempo en tu rostro, en tus manos, en tus ojos y en tu alma, es inevitable ver que el tiempo pasa por ambos, pero que en ti pesa más…lo sé.
También sé cuando llegas preocupado a la casa, sé cuando estas molesto, enojado o simplemente triste.
También sé que tienes una fortaleza envidiable.
Confieso, sé que tu punto débil es la comida, es por eso que me hice una experta cocinando, se perfectamente cuando uno de mis platillos te gusta y sé también cuando me dice que te gustó, aunque no sea verdad, sólo para no lastimarme.
Por supuesto sé que eres de bohemia cuando quieres dar una buena impresión y un experto bailador cuando estas contento y alegre.
Claro que lo sé, hombre observador de palabras atinadas y justas…no sé, tal vez sea en ti un don el ver el futuro de aquello en lo que te has rodeado toda tu vida, la política.
Mujeres…huyyy mujeres como un talón de Aquiles donde sé también que sólo una logró llenar ese corazón inquietante, sólo una pudo como yo ahora, ser más que una amiga.
Hace un año sembré un pequeño arbolito de durazno, siempre me dijeron que dicha planta no pega en tierra cálida, así que es posible que no se dé; pero cierto día mi papá mirando por la ventana hacia el jardín, miró el arbolito y me dijo:
“Siempre veo ese arbolito y me imagino ya que está grande y de frutos, dentro de muchos años ya cuando tengas hijos”
Si papá, esa es la misma razón por la que lo sembré, para que tú estés en ese momento y veas ese árbol grande con flor en primavera y mis hijos jugando a su alrededor; y que a pesar de toda adversidad y todo pronóstico ha dado su primer flor, ya echó sus fuertes raíces, como tú lo hiciste conmigo papá.
Imposible, siempre digo que es imposible que yo llegue a superar a mi padre, cada vez que me lo preguntan…siempre lo digo: imposible.
Imposible volver a ser un David Varona Fuentes…el maestro Varona…
Pero sus raíces se quedan conmigo.



TE AMO CON TODA MI ALMA PAPÁ
FELIZ CUMPLEAÑOS JOVENZUELO

No hay comentarios.:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

ENTRADAS POPULARES

Etiquetas