martes, octubre 29, 2013

35 AÑOS EN EL MUNDO…



Por: Eva Varona
28 octubre 2013

1978 finalizando los años 70 y junto con ellos los pantalones acampanados, los afro, la moda hippie…lo New age y las patillas continuarían un rato más.
Mi primer contacto con la tecnología moderna sin lugar a dudas fue con la televisión.
La eterna niñera alivio de muchas madres; más tarde sería tachada de caja idiota y malévola que quitaba el muy decoroso y honroso tiempo en familia.
Pero lo que yo recuerdo de ella fueron revelaciones asombrosas que siendo una niña, me mostraron dimensiones distintas al mundo lineal en el que me encontraba.
Por alguna razón, Chabelo, el Tío Gamboín, Jacobo Zabludovsky, Raúl Velasco y El chavo del 8, era íconos casi religiosos con el mismo poder de un dios; lo que ellos hacían y decían era la neta del planeta. 
Quién diría que años más delante estos mismo dioses del olimpo, serían criticados a morir y hasta bulleados.
De aquél primer contacto que tuve la con la tecnología, en mi estado Veracruz, recuerdo que había un programa de televisión llamado BAZAR DEL HOGAR que se conducía mi estimado amigo Joe de Lara… gloria pasada que le dio tal influencia que contaba con una barra de programación matutina y muchas localidades chunchaqueras de Veracruz lo recuerdan con absoluto cariño y respeto y de él recuerdo aquella poderosa frase que cuando era niña comprendía como: ebri vary homeeeeeee. (Claro en aquellos años no sabía ni comprendía nada de inglés, así que esto era lo que percibía )
Los 80´s como todo en el mundo fueron un boom mediático; cuando era niña mi padre ya siendo periodista, me transmitió si querer queriendo su amor al papel periódico; inmensas sábanas de letras negras en papel claro, rodeaban su cabeza a toda hora: por la mañana, por la tarde y por la noche, sólo su voz gruesa atravesaba aquel manto periodístico para llamarnos la atención… 
Ahora que lo pienso, fue en ese momento que le tomé respeto al periódico; nada lo hacía descender, nada lo inmutaba, siempre me hizo cuestionar qué misterios contenía aquello a lo que mi padre no se despegaba.
Pero retomando mi introducción a la tecnología; después de la televisión le tomamos interés a la música, la radio ya existía pero retomó fuerza con aquel mágico aditamento en el que podías transportar tu música ¡en tu propia mano!
¡Los walkman! Instrumento innovador que impulso dos cosas principalmente: grupos musicales y artistas al por mayor  y la venta pilas doble “A” que hasta la fecha alucino. 
Y de pronto la tecnología era el boom que toda familia esperaba con ansia loca.
Los video juegos…. 
De mentes maestras del extranjero llegaron los video juegos, en casa tocó la puerta el Atari y pacman enloqueció al mundo.
Mientras crecía en ese mundo donde todo eran invenciones nuevas y proyecciones futuras, la naturaleza sigue su curso y nos recordó que la televisión es ociosa pero también funcional. 
El sismo del 85 narrada a través de la voz de Jacobo Zabludovski, revivió el uso de la radio y su permanencia eterna aún a nuestros días.
Sería una mentirosa si les digo que fui testigo de los hechos, yo estaba en Xalapa y era una niña pequeña; pero cuando fui  mayor ya estudiante de comunicación, revives ese momento crucial en nuestra historia y trascendental para los medios de comunicación En México.
De la tragedia a la risa; un poder particular del mexicano que sabe sobreponerse a la tragedia y ante un pueblo hermanado… el mundo unido por un balón. 
El mundial del 86 trajo a mi vida con ayuda de la tecnología el conocimiento de otros espacios en el mundo.
Los 80´s fueron años de aprendizaje mutuo con la tecnología; la televisión y la radio lideraban, los video juegos se permanecían…pero el panorama se preparaba para que en los años 90 recibiéramos una ola tecnología que revolucionaria incluso nuestras formas de vida… el teléfono celular y la era digital, Internet.
Las brechas digitales… eso es lo que se generó en los años 90; era el momento, debíamos cruzar de la era mecánica a la era digital.
Los botones eran remplazados por paneles lisos y los discos de marcación eran remplazados por una caja con pequeños botones tan prácticos como el tamaño de un pequeño ladrillo.
La tecnología es un lujo y sólo unos cuantos podían conseguirla; recuerdo que cuando veíamos a alguien en la calle usar un celular, era secundado por un wooaaaa… silencioso, pero eso sí lleno de asombro.
La mayoría de nosotros teníamos más al alcance  a otra obra tecnológica: Las tarjetas telefónicas.
¡Por dios! Nunca nadie sabe ni sabrá cuántas llegamos a comprar o tener para hacer uso del aún abundante teléfono público.
De ellas recuerdo el mito urbano que a mí nunca me funcionó, meterlas a refrigerador para tener más crédito.
La televisión por satélite coqueteaba apenas con las masas; de los 90, hay dos series de televisión que marcaron eternamente mi vida: Expedientes secretos “x” y Dr. Quinn mujer que cura.
Los Expedientes X me mostraron muchos usos de la tecnología y el sólo hecho de pensar en la vida de otros mundo, impulsó mucho mi imaginación.
La Dr, quinn; esta mujer que llega de Boston al oeste para reformarlo todo; enfrentándose con el obstáculo más grande de la historia… el prejuicio de la mujer en un mundo dominado por el hombre.
Así se proyectaba mi mundo; que crecía a pasos agigantados hacia la tecnología, pero rodeado del prejuicio hacia género femenino que aún en nuestros días arrastra una estela vergonzante de antecedentes misóginos. 
Llegando al año 2000….nada es lo mismo.
Las naves espaciales tendrían que esperar, aún no sobrevolaban nuestros aires.
Los medios de comunicación y las computadoras eran parte ya de mi carrera, mi profesión aún arrancaba… periodo incierto.
Lo tradicional en los medios estaba por cambiar y si no te arriesgabas podrías quedarte en el camino.
Así que era tiempo de abrazar a las tecnologías de la información.
Provinciana y en un ambiente machista… hasta mi padre no me tenía fe al inicio… cuando la internet entró a mi vida, sabía que cambiaría todo mi panorama futuro.
No todo fue como por arte de magia…comprender un lenguaje nuevo era aprenderlo todo de nuevo.
Siempre he pensado que en la vida las personas son las guías, todas y cada una sin importar sus conocimientos y edades tiene algo qué enseñar.
Leer mucho y de todo tiene ese mismo efecto y eso ayuda a abrir la mente y romper las barreras del miedo,  otro modo de no caer en el juego de la docilidad, de la subyugación…
Es difícil cuando tienes una idea y cuando las pláticas con toda la ilusión del mundo a tus colegas y estos solo responden con una sonrisa burlona…podía leer sus mentes que decían: “deja de perder el tiempo”.
Tenía la idea pero…
Fue cuando me topé con mi amigo Toño.
Recuerdo aquel día cuando le platiqué lo que tenía en mente todo disperso; fue el primero que no sonrió y me dijo: “Está interesante”; tal vez no lo recuerda pero, se quedó callado un minuto y me dijo… “Sí se puede… lo que tú quieres es… esto... y esto…”
¡Por fin! Alguien comprendía lo que deseaba… mi amigo Toño me hizo comprenderlo. Pero tampoco todo a partir de ese momento fue como por arte de magia.
Todo estaba cambiando, no sólo era yo ni mis proyectos.
Hay algo que he estado aprendiendo en el camino, información es poder; y así cada día sigo aprendiendo y valorando el conocimiento porque nunca se deja de aprender. 
El tiempo, el internet y la tecnología hicieron su trabajo.
La escuela periodística del viejo cuño estaba a punto de recibir una estocada, por algo que a muchos los hundió para siempre: LOS NUEVOS MEDIOS DE INFORMACIÓN, los MEDIOS DIGITALES.
Estoy en una balanza que me enseña la antigua unsanza y la era digital.
Este lunes 28 cumplo 35 años… Lo que puedo decir es que estoy viviendo un espacio en el mundo que es muy estimulante y que está lleno de contrastes.
Algo que pensamos ya habíamos aprendido se queda rezagado y se crean nuevos conocimientos. El internet logró formar un nuevo mundo, nuevos comienzos y nuevas vidas.
Rompió con las dimensiones conocidas; es un arma poderosa de doble filo…
Pero a pesar de todo y los beneficios que la tecnología  y el internet a traído a mi vida;  me quedo con lo que el calor humano, con los abrazos de mi padre, con la sonrisa de mi hermana, con las voces de mis hermanos, con la mirada mi madre, con los consejos de mis abuelas…
Con las risas de los amigos, con los colores de mi pueblo, con el sabor de la comida, con las oraciones, con el misticismo del más allá en día de muertos, con la devoción en navidad y año nuevo.
Con aquello que sólo el ser humano otorga con el paso de la vida.

lavaronita@hotmail.com
www.lavaronita.blogspot.com
www.lagazeta.org

No hay comentarios.:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

ENTRADAS POPULARES

Etiquetas