domingo, noviembre 06, 2016

EL TEATRO INDÍGENA, reflejo de una sociedad en constante cambio.

Tuve la fortuna de asistir a ver tres obras de teatro, como resultado de la Muestra estatal de Teatro Indígena.

Fue muy interesante observar que a través de la disciplina actoral, un conjunto de jóvenes y habitantes de varias comunidades indígenas de mi estado, manifiestan con claridad muchas de las problemáticas, dificultades, usos y costumbres de las que muchos debemos aprender.

Las tres obras fueron dignas representantes de sus comunidades; pero no puedo dejar de resaltar la que fue por mucho mi favorita.

Ahí estaba Petra con sus dos hijas en medio de escenario, apurada echando tortillas; cuando de pronto irrumpe a gritos y tambaleando entra a escena un "hombre" evidentemente borracho.

Al principio hay un silencio entre el público, sabemos que se tratará un tema vital: "Mujeres violentadas", pero...

El supuesto borracho cae al piso, y entonces en su voz distingo algo familiar; el "hombre" llega a casa donde Petra lo recibe, las hijas saben que llega a casa su padre nuevamente "tomado" así que se esconden bajo la mesa; en ese punto el desarrollo de la escena pasa de ser sumamente seria a destapar algunas risas... las actuaciones lo valen, las palabras de los actores más.

Entonces el ambiente en el teatro se torna más amigable, pues descubrimos que "el borracho" es en realidad mujer también; hasta que entre los desfiguro de aquél borracho y la pobre Petra sobrellevándolo, sale una acusación; los amigos del borracho le han dicho que Petra "¡lo engaña!"
lo que al calor de la discusión, el infeliz borracho la tunde a golpes destrozando la habitación de por medio.

La escena suena menos brutal de lo que parece, en medio de un poco de comicidad por las actuaciones sabemos que aquella situación es muy real y cotidiana.

Con el rostro ensangrentado Petra huye con sus hijas a casa de su madre y ésta no la recibe, la corre, pues "algo de culpa debía tener" para que aquello le sucediera; y es aquí cuando entra en escena "LA CASA DE LA MUJER" que es muy real, un grupo que en la sierra de Zongolica apoya la lucha de los derechos y ataca el maltrato y la violencia hacia las mujeres.

En fin que fue una sorpresa saber que todos los actores de la obra, en realidad todas eran mujeres, que valientemente pero con una visión más amigable expusieron un tema, una realidad que muchas veces se calla; que en su comunidad existe una salida, un apoyo y un aliciente para no vivir ese tormento.

Mi reconocimiento a el Grupo: Ichikualistli Zihuame "La fortaleza de las mujeres", Mpio. Zongolica Veracruz, Directora: María Silvia Soledad Vázquez Sánchez. 

Mis amigos, compartamos este video, que transporta el mensaje hacia nuestra sociedad y sus comunidades; Obra: "YA NUNCA MÁS" Ayicmo mayito Tlayovilistli.

ADEMÁS disfruten también de las otras dos obras de teatro que en su  mensaje lleva el respeto y la lucha por la conservación de los valores en la comunidad.

OBRAS DE TEATRO INDÍGENA de Zongolica, Hueyapan de Ocampo y Mecayapan VERACRUZ.





No hay comentarios.:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

ENTRADAS POPULARES

Etiquetas